Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El alojamiento o hosting es el lugar donde está ubicada nuestra página web. Normalmente se trata de un pequeño espacio en el disco duro de un servidor que está conectado a Internet por lo que la información colocada en él puede ser visitada desde cualquier sitio con acceso a la red.
Otros servicios que pueden ofrecer los alojamientos son: FTP, cuentas de correo, control de acceso, estadísticas de rendimiento o visitas, …
Los alojamientos tienen asociadas una serie características. Quizás las dos más importantes son:

Espacio de alojamiento en disco: es la cantidad de GB que tendremos para almacenar datos (correos, base de datos, código de la web, imágenes, archivos descargables, etc).

Transferencia: es la capacidad de intercambio de datos, es decir, cada vez que alguien accede a nuestra página web, se consume una cantidad de bytes. Hay un máximo de bytes que se pueden consumir por mes y este valor es lo que indica la transferencia, por eso cuanto más pesada es nuestra página web y cuantas más visitas tenemos, más transferencia necesitaremos.

Tipos de alojamiento o hosting

Los más comunes son:

Compartido: se trata de que en un mismo servidor se alojen múltiples páginas web. Como ventaja aporta tener unos costes muy asequibles gracias a estar compartidos entre todos los clientes, por eso es la opción más usada por los particulares, pequeñas y medianas empresas. La desventaja es que tienen los recursos también compartidos entre todos los clientes y en algún momento puede que nos veamos afectados por el uso que otro cliente le da al servidor.

VPS: es un servidor virtual. Ofrece la sensación de disfrutar de un servidor de forma exclusiva, aunque en realidad se está compartiendo con otros clientes. Este tipo de alojamiento permite bastante control sobre el servidor, lo que permite configurar el software, administrar varias cuentas y otros servicios personalizados.

Servidor dedicado: se trata de disponer de un ordenador entero y en exclusiva. La ventaja es que no se comparte con otros clientes y que se tiene control total y absoluto sobre el servidor. La desventaja es que tiene unos costes muy elevados.

Mi recomendación en cuanto al alojamiento es que busques uno compartido con una buena relación calidad/precio. Los más interesante suelen estar por encima de 3€/mes como precio en promoción. Si es más barato míralo bien, porque es probable que haya algún problema oculto.

Éste es el hosting que yo utilizo.

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up